miércoles, 19 de abril de 2017

IMPARES se despedirá el próximo día 24 de la Sala Juana Francés de Madrid, con un interesante programa poético - musical.

Parte de la exposición IMPARES
Tras una magnífica acogida de la Exposición IMPARES, organizada por la comisaria de arte Isabel Caparrós en la Sala Juana Francés de Madrid, en torno a los textos de mi libro Días Impares (publicado bajo el sello LápizCero Ediciones) en diálogo abierto con las obras de 17 magníficos artistas, se acerca el momento de la despedida. 
Pero como hay casualidades en la vida, más bien debería decir causalidades, que marcan un antes y un después con respecto a determinados acontecimientos de nuestra vida, hemos decidido que ya que ese momento es inevitable, toda la conjunción de elementos que han surgido con este proyecto se merece una clausura especial, una clausura en la que volver a compartir sensaciones, emociones,..., y de la que quienes nos acompañen en dicha jornada puedan llevarse un recuerdo inolvidable. 
Y así hemos querido ofrecer un encuentro multidisciplinar en el que no solo esté presente la imagen visual y la literatura. También la música tendrá un protagonismo especial, precisamente porque ella está presente también no solo en muchos de los textos, también en algunas de las obras expuestas. En algunas de forma explícita, en otras de manera implícita, subliminal podríamos decir. 
Y como sinergias crean sinergias, el encuentro con las obras de todos estos artistas visuales me está llevando a un nuevo proceso de creación literaria que he llamado para mí "Nuevos días impares". De momento es solo eso, un proceso que va creciendo día a día, pero cuyos resultados  quiero compartir ese día con todos los presentes. 


El programa que hemos preparado con el máximo cariño nos permitirá entrelazar algunos de esos textos, los que dieron pie a la exposición y los que han surgido de la misma, con los motivos de selección de las imágenes que se corresponden y con distintas piezas musicales. 
Luismi Sanz en la presentación. Foto: Vicente García
Ese diálogo musical correrá a cargo de LUIS MIGUEL SANZ MAYO, un magnífico gambista que nos ofrecerá un interesante repertorio de algunas piezas propias para viola de gamba, algunas de las cuales ya tuvimos la suerte de disfrutar en la presentación oficial de Días Impares, en su momento. Con una sensibilidad exquisita no dejarán impasible a nadie. 
Y como teloneras tendremos también la participación del dúo MAMELUCAS, unas magníficas percusionistas cuyo trabajo dialoga también estupendamente con el espíritu de textos y obras expuestas. 

Y como de despedidas hablamos, quiero aprovechar el momento para agradecer  a todas las personas que han hecho posible este sueño que se haya hecho realidad. 
  •  A Isabel Caparrós (Bettina), por soñarlo. 
  •  A los y las artistas por dejarse convencer por ella para participar en el mismo (a Marga Clark, Luis Lumbreras, Mariví Ibarroral, Javier Morales, Concha Casajús, Fernando Muñoz, Conchita Meléndez (Melchita), Pepe González-Arenas, Marta Lorente, Joaquín Fernández, Chayo Roig Saurí, Antonio Graell, Dame Coundoul, Negra Souza Reciclajes, Eva del Riego Villazala, David Paquet y Nuria Cadierno)
  • Al equipo responsable de la Junta de Distrito de Tetuán que han permitido la realización del proyecto
  • A mi editor Xavier de Tusalle por facilitar la presencia del libro. 
  • A Luis Miguel Sanz Mayo por hacer un hueco en su agenda para un acto de clausura que hemos pensado como muy especial. 
  • A las integrantes de Mamelucas, que se han unido a dicha celebración 
  • A los medios de comunicación que nos han tenido presentes
  • Y muy especialmentes a todas y cada una de cuantas personas habéis pasado por la exposición en estos días. 
¡ Esperamos haberos hecho disfrutar !

 LA ACTIVIDAD

Actividad: Jornada de clausura de la exposición IMPARES
                   Diálogo poético- musical 
Fecha y hora: 24 de abril, 18'30 horas. 
Lugar: Madrid. Sala de exposiciones Juana Francés.  
             C/ Bravo Murillo, 357 ( Metro Valdeaceras)

sábado, 15 de abril de 2017

DÍAS IMPARES viaja a Córdoba a través de la Biblioteca Viva de Al-Andalus, de la Fundación Paradigma Córdoba

Biblioteca Viva de Al-andalus
Hay circunstancias que abren infinidad de caminos y viajes que se convierten en el comienzo de otros muchos. Así está ocurriendo con el camino emprendido por mi libro Días Impares (Ediciones LápizCero, 2016) a partir de la exposición organizada en Madrid por Isabel Bettina Caparrós bajo el epígrafe, también, de IMPARES. Una muestra que conjuga las obras de 17 artistas visuales del panorama nacional e internacional con los textos del libro, y que desde el comienzo está creando sinergias imparables en lo que se ha convertido para mí en un auténtico regalo de creación. 



"Soñé con nuevos “días impares” donde la creación reinaba llenándolo todo. El espacio por el que transcurrían mis pasos, el tiempo que mi vida habitaba, las ideas que poblaban mi mente, sentimientos y emociones que arrebataban no sé muy bien si mi corazón o si mi 
alma. 
Soñé entonces con “días impares” que atrapaban pequeños retazos de la vida..." 
(Abril, 2016)



Como consecuencia de dicha exposición ha surgido otra interesante propuesta de actividad en la Fundación Paradigma Córdoba y su Biblioteca Viva de Al-Andalus. Allí, en uno de los lugares más emblemáticos de la antigua ciudad califal, el jueves 27 de abril,  dentro del ciclo "Diálogos entre Literatura y Arte" tendrá lugar una velada, recital poético multimedia, en el que ambas disciplinas se unirán de mi mano y la de la comisaria de arte Isabel Caparrós. El programa combinará el visionado de obras de arte en pintura, fotografía y escultura, seleccionados por la comisaria en la muestra de Madrid (que aún permanece abierta en la Sala Juana Francés de la Junta de Distrito de Tetuán hasta el 24 de abril) con la lectura de relatos y poemas de mi libro, que alternarán con otros de nueva creación a partir de las obras visuales mostradas en la exposición. 

Como homenaje  a la exposicion VISIONES EFÍMERAS. LO QUE EL OJO NO DEJA ESCAPAR, del fotógrafo Iván Rodríguez, comisariada también por Isabel Caparrós,  que próximamente se inaugurará en las salas del Museo vivo y la Biblioteca viva  de Al-Andalus,  se mostrará una de sus fotografías nocturnas seleccionada en torno a uno de los textos  de Días Impares, libro en el que la presencia de la luna, del agua y lo nocturno también están muy presentes. 
En el acto se contará también  con la presencia de uno de los artistas de la exposición IMPARES en su faceta madrileña, Pepe González-Arenas, no solo en su calidad de artista cordobés, también porque la obra seleccionada para dicha muestra une los mundos hispano musulmanes a través de su obra Dos mujeres,  seleccionada para dialogar con el texto titulado Amal o la liberación de Dulcinea. 

             "... Aquí estoy. He llegado y me busco hasta encontrarme. Hasta  encontrarlas

               Aquí estoy. Soy Amal. Soy la esperanza."

                                                 (De nuevo Amal. Abril, 2017)

Y es que, en todo momento, las distintas intervenciones que van surgiendo en torno a Días Impares y sus lecturas, tratan de aunar lo máximo posible la realidad de la propia autora  y la de los espacios y circunstancias que las acogen. 

Para apuntar en la agenda: 

Actividad: Días Impares, entre la literatura y el arte. 
Recital poético
                  Ciclo "´Diálogos entre Literatura y Arte en la BVA"
                 
Lugar: Fundación Paradigma Córdoba.Palacio del Bailío
Biblioteca Viva de Al-Andalus.
Cuesta del Bailío. Córdoba.

Fecha y hora: Jueves 27 de abril
19'30 horas.

viernes, 14 de abril de 2017

PECADO DE OMISIÓN relato finalista en el I Consurso internacional de relatos sobre violencia de género, organizado por la FUNDACIÓN LUZ CASANOVA, y publicado en el libro LÁGRIMAS DE ESPERANZA.

Hay días en los que la vida te depara sorpresas que no esperabas, provocados por situaciones que habías olvidado o que en su momento te pasaron desapercibidas ¡quién sabe por qué razón! Eso mismo me ocurrió hace unos días cuando recibí en mi correo electrónico una nota de la Fundación Luz Casanova advirtiéndome que, como finalista del I Concurso de relatos cortos sobre violencia de género - organizado para el pasado noviembre -,  pronto me harían llegar el libro en el que el mismo ser recogía.
Y así sucedió el pasado miércoles.

Reconozco que encontrarme entre los 22 finalistas de  los cerca de 550 relatos participantes provenientes de todo el mundo, y de los que aproximadamente la mitad provenían de Sudamérica, ha sido para mí toda una satisfacción no esperada. Primero, por el alto grado de competencia que dicha circunstancia supone. Segundo, por la seriedad que impone a tal concurso el hecho de que se convoce desde una Fundación tan comprometida y con tan larga trayectoria en este campo como es la Fundación Luz Casanova.Y tercero, porque con ello veo de alguna forma recompensada mi larga implicación con el tema de la violencia de género y sus consecuencias, tema sobre el que llevo muchos años reflexionando, escribiendo y trabajando con diversos sectores educativos y sociales para sensibilizar y concienciar de los terribles efectos que produce en toda la sociedad y no solamente en quienes viven estas situaciones.

Tomo prestadas unas palabras de Carmen Sarmiento (periodista especializada en el tema y autora del prólogo del libro para recordar que  "A pesar de las cifras abrumadoras sobre la violencia contra la mujer [...] cada vez somos más las que nos unimos para decir con fuerza en un solo y alto grito: Ni una mujer menos. Nos queremos vivas." En esa lucha incruenta también son cada vez más los hombres que se nos suman, porque ésta es una lucha que ha de realizarse entre todos.

Y en este camino todo suma, también iniciativas como la de la Fundación Luz Casanova que, a juzgar por la respuesta obtenida  ha despertado gran interés tanto dentro como fuera de España, porque es esta una lacra extendida por todo el orbe. Esta entidad sin ánimo de lucro trabaja desde hace muchos años por el desarrollo social de personas en situación de desprotección y exclusión, poniendo uno de sus focos en el colectivo formado por mujeres y menores víctimas de violencia de género.

Los textos que componen la publicación que recogen los relatos premiados y finalistas presentados a esta primera convocatoria internacional, son relatos cortos que "recogen el infierno que viven muchas mujeres, los usos y costumbres que perpetúan la discriminación por cuestión de género, el silencio cómplice del entorno o cómo los hijos se convierten también en «víctimas colaterales». Pero las lágrimas derramadas por estas situaciones, lo son también de esperanza confiada en la capacidad organizativa, la fuerza y la resiliencia de las mujeres para romper los círculos de la violencia". De ahí su título Lágrimas de esperanza, un libro coral que ha visto la luz gracias al empeño y la colaboración de la Editorial San Pablo.

Para mí es todo un honor formar parte de esta antología que espero contribuya a que cada uno de nosotros, cada una de nosotras, ponga de su parte aunque solo sea un mínimo grano de arena en el largo y complejo camino de sensibilización y trabajo para erradicar del mundo (comenzando por nuestro entorno más próximo) esta terrible lacra social.

Por si os apetece leerlo, aquí dejo mi texto. Y es que es hora de que dejemos de mirar hacia otro lado.


PECADO DE OMISIÓN

Cae la tarde cuando regresa a su casa del trabajo. En su calle la espera un revuelo de ambulancias, policía, cámaras de televisión, vecinos curiosos...  A pocos metros de su portal, entre el bullicio del gentío, acierta a vislumbrar un bulto cubierto con una fina manta plateada, de esas que usan los servicios de emergencias cuando acuden a un accidente. Solo que esta vez no ha sido tal. Lo ha sabido en cuanto vio a la policía tratando de librarse de las cámaras y fotógrafos de prensa, y a éstos abordando sin piedad a cuanta persona del vecindario se ponía a su alcance.

Se detiene  a una cierta distancia, al otro lado de la calle, poniendo atención a cuanto se dice con el fin de averiguar  lo que ha ocurrido exactamente. Aunque el acoso impenitente de la prensa se lo hace suponer. Aguza el oído mientras los comentarios se suceden entre el rumor del gentío, afianzando su sospecha

-         Era una pareja de lo más normal ¡Parecían tan enamorados…| Siempre la llevaba cariñosamente cogida por los hombros.

-         Nunca la dejaba sola ¡Se les veía muy bien avenidos…!

-         A veces se les oía discutir. Pero ¡cómo todo el mundo! ¡Normal entre parejas!.

Por si los comentarios no fueran suficientes un golpe de viento arrastra consigo la manta dejando al descubierto, hasta que el gesto rápido de un agente de policía la restituye a su lugar, el cuerpo inerte de la víctima.

Es ella, está segura, la joven vecina que alguna vez se cruzó saliendo de su casa, siempre acompañada, oculta tras esas grandes gafas de sol que tantas veces estaban de más.  Muy maquillada en  contraste con la ropa discreta que vestía. Abandonaba el portal cogida de los hombros por su acompañante, un hombre también joven, atractivo y con don de gentes. Elegante. Parecía empequeñecerse a su lado para pasar inadvertida, ocultando su mirada. Con un gesto siempre triste, le pareció más de una vez al cruzárselos.  Hubo veces en que se preguntó si serían ellos los protagonistas de las broncas que en ocasiones escuchaba al otro lado de la pared de su dormitorio, protegida por el anonimato de la gran ciudad, a pesar de la proximidad de los portales y de esas finas paredes incapaces de guardar del todo tu intimidad, de aislarte de lo que ocurre en la vivienda de al lado. A menudo era muda e invisible testigo de lo que parecían ser arrebatos de celos incontrolados. Ante su repetición más de una vez pensó en llamar  al 016. Pero no llegó a hacerlo nunca.  Oía sus voces, las de él, mientras de ella solo le llegaban oscuros sollozos. Los insultos se alternaban con el choque de objetos diversos  haciéndose añicos contra el suelo. A veces también golpes contra las paredes y de cuando en cuando un sonido sordo, como  un cuerpo cayendo a peso muerto. Y después un más que brusco portazo que hacía retumbar esa fina pared que compartían.

En esos momentos solía tener la tentación de pegarse a la pared y escuchar lo que ocurría  en aquel piso ajeno, tan próximo y lejano a la vez, que marcaba una insalvable distancia con aquella mujer desconocida que sufría al otro lado. Contradictoriamente, la tranquilizaba oír como se deshacía en llanto  hasta quedar exhausta, pues le provocaba la certeza de que, al menos momentáneamente, el suplicio había terminado. En alguna ocasión estuvo tentada de golpear con suavidad la pared, de susurrarle que estaba allí, de hacerle saber que lo había escuchado todo para que sintiera que no estaba sola. Pero le pesaba la estricta educación recibida, esa que imponía un férreo respeto hacia los problemas ajenos. “Nunca te metas en peleas de parejas”, le parecía estar escuchando a su madre. “Lo que ocurre tras la puerta de cada hogar no es cosa tuya”. Y recuerda entonces a la familia que vivía en su mismo portal cuando era niña. El marido que noche  tras noche llegaba borracho y propinaba infames palizas a su esposa, y una retahíla de hijos que aprendieron a esconderse temerosos de los golpes de su padre. Sabía que no eran los únicos. Había más. Pero  sus padres nunca osaron mediar en aquellas nefastas circunstancias. En su defensa se podría argumentar que aquellos eran otros tiempos. Pero ahora a ella, en sus actuales circunstancias,  a menudo le invadía una sensación de remordimiento por no hacer nada. Y hoy, frente a aquel cuerpo derrumbado en el suelo, ese remordimiento fue aún mayor.

Al día siguiente acudió a su trabajo, como siempre. Sus preocupaciones le dejaron en su memoria apenas una nebulosa de lo acontecido el día anterior. Y así durante los días y semanas que continuaron a aquel nefasto día. Hasta que otro suceso lo alteró todo, de nuevo. Hoy percibe algo diferente en el ambiente.  Le toca guardia en el recreo de su centro y al salir al patio ve a un grupo de niños y niñas arremolinados bajo el árbol. Entre sus ramas, abrazado a ellas fuertemente,  un pequeño de ojos  tristes llora desconsoladamente.  Se acerca a calmarle. Murmura continuamente entre sollozos: - ¡Quiero que vuelva mi mamá!

Cuando consigue romper su abrazo y  sujetarlo entre sus brazos lo lleva de vuelta a la clase del pequeño, consciente de que solo su maestra podrá calmarlo definitivamente.

Al finalizar la jornada vuelve a interesarse por el niño y su compañera la pone al tanto de su historia.  Hace  unos días que sufrió una gran desgracia. Su madre cayó por la ventana ante sus ojos. Dicen que fue su padre quien provocó aquella caída. Tenía que conocerlos, vivían en el portal al lado de su casa. Desde entonces sufre ataques de ansiedad y no puede concentrarse en las tareas.

Un escalofrío recorre su cuerpo.  Nunca imaginó que hubiera un niño tras aquella pared  anónima.  Y entonces se preguntó de nuevo que hubiera sucedido si alguna vez hubiera realizado esa llamada y no hubiera cometido ese pecado de omisión que ya nunca podrá perdonarse.

viernes, 7 de abril de 2017

Astorga y sus comarcas: desconocido universo de creadoras. Compilación de la serie.

¿Cuánta gente es consciente de lo poco que se sigue visibilizando a las mujeres en el campo de la creación? ¿Del poco espacio que se les dedica en los medios de comunicación, en los medios oficiales o no, para dar a conocer su trabajo? Proyecto muy interesantes que pasan desapercibidos, programadores que ignoran su trabajo, salas que no se les abren con la misma facilidad que a ellos. 
Y no me vale el ejemplo de aquellas pocas que han tenido suerte de llegar en el momento adecuado al lugar adecuado, no me vale el ejemplo de quien día a día, además de su proceso creativo se están dejando la piel en difundir el mismo, porque a la hora de pensar en ellas y en visibilizarlas siempre se nos vienen a la mente muchos más nombres masculinos que femeninos. Y no porque haya más ni porque tengan más calidad sino porque siguen teniendo más tiempo para hacerse visibles en los circuitos más sociales que artísticos y paralelos a ello. Sin contar con el hecho de que la mayoría de quienes programan son hombres , en muchas ocasiones, se conforman con tirar de aquellos a quienes conocen sin tratar de ir más allá. 

Esto es algo de lo que llevo muchos años dándome cuenta, y por ello mientras he tenido capacidad para programar he tratado de equilibrar la balanza , cosa que no siempre ha sido fácil. Aunque si algo me ha permitido ha sido descubrir como tanto Astorga como sus comarcas, albergan a un importante número de creadoras con un tremendo potencial artísticos y a las que es necesario visibilizar. 
Algunas nacieron en estas tierras, otras se instalaron en ellas por diferentes motivos. Pero en todos los casos respiran arte por cada poro de su piel. En el primer caso son mujeres que crecieron, jugaron entre estas calles y plazas, en los pueblos próximos y sus campos; que estudiaron en sus escuelas,… Y todos estos entornos fueron alentando en ellas el espíritu creador con el que un día vinieron al mundo decantándose, según el caso,  por la música, el baile, la literatura, el teatro o las artes plásticas.
Sentían dentro de ellas la necesidad de expresarse, de expresar la belleza, el dolor, las injusticias,…, de contagiar  con su arte la alegría o de proporcionar esa chispa de reflexión sobre lo propio o lo extraño. Aprendieron a sacar de sí mismas la belleza y el arte que la vida nos ofrece y a buscar la forma más idónea de compartirlo. Para hacerlo tuvieron que irse lejos. Algunas se fueron y se quedaron. Otras  retornaron para compartir el arte que habían madurado.
En el segundo caso llegaron a estas tierras por diferentes motivos. Eligieron quedarse en ellas y en ellas crean, con las mismas aspiraciones que las primeras. En todas las circunstancias, la mayoría de las veces, lo hacen de espaldas a una población y unas instituciones que se empeñan en ignorarlas.
Y ante esta circunstancia, como contribución personal al mes de marzo, decidí crear esta serie de artículos cuyo  objetivo de esta serie de artículos cuyo objetivo es precisamente ese,  visibilizarlas, darlas a conocer, saber qué piensan, qué sienten y qué es lo que quieren mostrar con su arte. Porque cualquier faceta artística implica una forma de expresión que no está del todo completa sin un receptor al otro lado del canal. 

A esta tarea difusora se unió Astorga Redacción que me han dado, de mil amores, el soporte necesario para que ese trabajo emprendido llegue a mucha más gente, oportunidad que tengo que agradecerles sinceramente. Afrontar esta serie me ha hecho ver que son muchas más de las que yo creía y se va creando una fantástica red en las que unas visibilizan a las otras. Así que, al menos por unos meses seguiremos adelante con el trabajo. En semanas alternas, pero ahí estaremos. 

Y en esta entrada podréis encontrarlas a todas agrupadas. Es un primer acercamiento que espero poder ir ampliando poco a poco con cada una de ellas.

¡¡¡Muchas gracias por vuestro interés!!! 

Aquí todos los enlaces a los artículos: 

jueves, 6 de abril de 2017

ESCRITORAS IMPRESCINDIBLES (12). Concha ESPINA. El imperdonable olvido de una mujer adelantada a su tiempo.



Foto dedicada a una admiradora
Hoy toca acercarnos la figura de otra de esas escritoras imprescindibles que no deberíamos dejar de conocer. 
Hoy toca hablar de Concha ESPINA,  que fue y sigue siendo una de esas escritoras universales con quienes continuamos teniendo una deuda, pues a pesar de lo que significó en su momento, sigue habiendo un auténtico desconocimiento en torno a su persona y a su obra. Máxime si hablamos de la población leonesa, y en particular quienes están ligados a Astorga y a las maragatas tierras que la rodean.
Merecedora en 1914 del Premio Fastenrath de novela (el equivalente hoy en día al Premio Nacional) , por su obra La esfinge maragata, consiguió que - en una época en que no existían las redes sociales y era muy difícil entrar en el circuito de obras reconocidas a nivel mundial –esta novela se convirtiera en uno de los libros más traducidos y conocidos en muchísimos idiomas, paseando de su mano Astorga y Maragatería por el mundo. Algo que durante años mucha gente de estas tierras no le perdonaría, aduciendo la visión tan negativa que de la comarca dio, sin tener en cuenta el corte de novela, casi romántica, de su obra, y el hecho de que se trataba de sus propias impresiones que no tenían porqué coincidir al completo con la realidad.O sí, una realidad que, sin embargo, no era exclusiva de esta zona sino de muchas otras del territorio rural de la provincia y, por extención, de otras comarcas españolas en aquellos principios del siglo XX.
Una tablilla la ayudaba a escribir diariamente, ya ciega
Por otro lado, a Concha Espina hubo otro pecado que no se le perdonó en esta cerrada y machista sociedad nuestra. La de cometer – seguramente por supervivencia – el mismo pecado que otros escritores de la época también cometieron, como Leopoldo Panero (por comenzar por alguien muy próximo a nuestras raíces), Dionisio Ridruejo, y otros tantos, que si no tuvieron tiempo de redimirse por ellos mismos de la culpa de haber escrito de forma muy próxima a los ideales del franquismo (como ocurrió con la prematura muerte de L. Panero), si han encontrado a quienes lo han hecho y lo siguen haciendo por ellos. Seguramente en esta falta de perdón de determinadas mentes de cortas miras ha pesado en gran medida el hecho de que por contra al resto de personajes, ella era mujer. Aunque se tratara de una mujer adelantada a su tiempo, que consiguió uno de los galardones literarios más valorados del momento y cuya difusión literaria fue mucho más allá de lo que muchos hubieran querido para sí. Eso sin hablar del reconocimiento a otros niveles que su persona y su labor social tuvieron en sociedades tan antagónicas como la americana o la rusa


 Escritoras imprescindibles (12): Concha ESPINA. LNC 18.03.2017  (leer el artículo)


BIBLIOGRAFÍA:
  • La eterna visita, artículos periodísticos.
  • Mujeres del Quijote, 1903.
  • Mis flores, 1904. Poesía.
  • El rabión, 1907. Cuento.
  • Trozos de vida: cuentos originales de Concha Espina de Serna , 1907. Cuentos.
  • La niña de Luzmela, 1909. Novela.
  • La ronda de los galanes, 1910. Cuento.
  • Despertar para morir, 1910. Novela.
  • Agua de nieve, 1911. Novela.
  • La esfinge maragata, 1914. Novela. 
  • La rosa de los vientos, 1915. Novela.
  • Al amor de las estrellas (Mujeres del Quijote), 1916. Novela.
  • El Jayón, 1916. Teatro.
  • Don Quijote en Barcelona, 1917. Conferencia 19 de diciembre de 1916.
  • Ruecas de marfil, 1917. Relatos.
  • Simientes. Páginas iniciales, 1918.
  • Naves en el mar, 1918. Novela.
  • Talín. Novela inédita, 1918. Novela.
  • Pastorelas, 1920. 42 Cuentos ilustrados
  • El metal de los muertos, 1920. Novela.
  • Dulce nombre, 1921. Novela.
  • Cuentos, 1922. Cuentos.
  • Cumbres al sol, 1922. Novela.
  • El cáliz rojo, 1923. Novela.
  • Tierras del Aquilón (Viajes), 1924. Relatos.
  • Arboladuras, 1925. Novela.
  • Cura de amor, 1925. Novela.
  • El secreto de un disfraz, 1925. Novela.
  • Altar mayor, 1926. Novela. 
  • Aurora de España, 1927. Novela.
  • Llama de cera, 1927. Novela.
  • Las niñas desaparecidas, 1927. Novela.
  • El goce de robar, 1928. Novela.
  • Huerto de Rosas, 1929. Novela.
  • La virgen prudente, 1929. Novela.
  • Marcha nupcial, 1929. Novela.
  • El príncipe del cantar, 1930. Novelas y Cuentos.
  • Copa de horizontes, 1930. Novela.
  • Siete rayos de sol: (cuentos tradicionales), 1930. Cuentos.
  • El hermano Caín, 1931. Novela. Ilustraciones de Alvear.
  • Singladuras. Viaje americano (Cuba, Nueva York, Nueva Inglaterra), 1932. Libro de Viajes.
  • Entre la noche y el mar, 1933. Poesía.
  • Candelabro, 1933. Novelas.
  • La flor de ayer, 1934. Novela.
  • Vidas rotas, 1935. Novela.
  • Nadie quiere a nadie, 1936. Novela.
  • Retaguardia. (Imágenes de vivos y muertos), 1937. Novela.
  • Casilda de Toledo. Vida de santa Casilda, 1938. Biografía.
  • El desierto rubio, 1938. Novela.
  • Esclavitud y libertad, Diario de una prisionera, 1938. Novela.
  • La carpeta gris, 1938. Novela.
  • Las alas invencibles. Novela de amores, de aviación y de libertad, 1938. Novela.
  • Reconquista, 1938. Novela.
  • Cazadoras de sueños, 1939. Novelas.
  • Luna roja: Novelas de la revolución, 1939. Novela.
  • El hombre y el mastín, 1940. Novela.
  • Princesas del martirio, 1940. Novela.
  • La tiniebla encendida, 1940. Teatro.
  • El fraile menor: (cuentos). , 1942. Cuentos.
  • Moneda blanca. La otra, 1942. Teatro.
  • La segunda mies: versos, 1943. Poesía.
  • Obras completas de Concha Espina, 1944.
  • Victoria en América, 1944. Novela.
  • El más fuerte, 1945. Novela.
  • Alma silvestre, 1946. Novela.
  • Un valle en el mar, 1949.
  • De Antonio Machado a su grande y secreto amor, 1950. Cartas. Ilustraciones y Facsímiles. Descubre a Guiomar sin desvelar su identidad.
  • Una novela de amor, 1953. Novela.
  • Aurora de España, 1955. Novela. Reedición ampliada.
  
OBRAS LLEVADAS AL CINE y al TEATRO:
  • La niña de Luzmela (de 1909)
  • La esfinge maragata (de 1914)
  • Vidas rotas (de 1935)
  • Altar Mayor (de 1926)
  • Dulce nombre (de 1921)
  • El Jayón (de 1916). Drama en tres actos estrenado en el Teatro Eslava en febrero de 1918

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS:
  • 1915.  Premio Fastenrath de la Real Academia Española, por La esfinge maragata 
  • 1916.  Premio Espinosa y Cortina de Teatro, de la Real Academia Española por El Jayón
  • 1924. Premio Castillo de Chirel  de Relatos, de la Real Academia Española por Tierras del Aquilón (Viajes)
  • 1927. Premio Nacional de Literatura, por Altar Mayor
  • 1949.  II Premio Miguel de Cervantes Saavedra de Periodismo concedido por el extinto Ministerio de Información y Turismo. Por Un valle en el mar. 
 
1926. Candidata al Premio Nobel de Literatura (candidatura que pierde por un único voto)  

1927. Repite candidatura al Premio Nobel de Literatura
         Es nombrada hija Predilecta de Santander
         El rey Alfonso XIII la nombra dama de la Orden de las Damas Nobles de la Reina María
         Luisa
1928. Nueva candidatura al Premio Nobel de Literatura.
1938. Es nombrada miembro de honor de la Academia de Artes y Letras de Nueva York. 
1943. Asume la  vicepresidenta de la Hispanic Society of America.
1948. Se le impone la Gran Cruz Alfonso X el Sabio, momento en el que su  pueblo de Mazcuerras cambia
          oficialmente su nombre por el de Luzmela.
1950. Recibe la medalla de Oro al Mérito del Trabajo.



 
PARA SABER MÁS SOBRE CONCHA ESPINA.
  • Literaturas del norte (La obra de Concha Espina), 1924. Rafael Cansinos Assens.
  • Concha Espina. De su vida. De su obra literaria a través de la crítica universal, 1928. Autobiografía.
  • Vida de mi madre, Concha Espina, 1957. Josefina de la Maza.
  • Primer centenario de Concha Espina (1869-1969)', 1970. Diputación Provincial de Santander.
  • Concha Espina. Edición antológica, 1970. Gerardo Diego.
  • Vida y obra de Concha Espina', 1976. Gerard Lavergne.
  • Concha Espina y la Guerra de España'. 1984. Fundación Balmes.
  • Visión y ceguera de Concha Espina: su obra comprometida, 1998. Elizabeth Rojas Auda.
  • Iker González-Allende. "Las novias de Concha Espina: Amor durante la Guerra Civil Española." Revista de Estudios Hispánicos 45.3 (2011): págs. 527-49.
  • Un Fastenrath para La esfinge maragata. filandón del Diario de León, por Juan Carlos León Brázquez. Marzo 2014
  •  Concha Espina, conexión astorgana. De Juan Carlos León Brázquez, marzo 2014.
  • La Esfinge Maragata (exposición). Catálogo de ediciones del libro en diversos idiomas (colección de Juan Carlos León Brázquez, editado por el Ayto. de Astorga) 

CONCHA ESPINA en Poetry Music (audio con algunos fragmentos de su obra)


Independientemente de consideraciones y fobias o filias personales ¿ALGUIEN PUEDE DAR MÁS?  

miércoles, 5 de abril de 2017

CALENDARIO DE MIS INTERVENCIONES LITERARIAS. Consúltalo.

Con el fin de que en cualquier momento, quienes tengáis interés en ello, sepáis en qué actos literarios voy a intervenir  os dejo este calendario que se irá actualizando a medida que las citas literarias vayan surgiendo.


Muchas gracias a todas esas personas que me seguís y que día a día mostráis interés en ello