lunes, 19 de septiembre de 2016

BOSQUES 2016, de Juan Rafael. Impresiones de una espectadora. Por Mercedes G. Rojo.




Ahora que ya la luz va anticipando el otoño y los bosques comienzan a reforzar sus cromatismos ofreciéndonos un paisaje infinito donde lo sensorial se hace presente, es un buen momento para acercarse hasta la galería Ármaga, de León, y dejarse imbuir por las atmósferas tan diferentes en las que los lienzos de Juan Rafael, (Rafa para los amigos) nos sumergen. BOSQUES ficticios (o no) en los que las sensaciones y las emociones se hacen realidad a través del complejo trabajo que Rafa deja en cada una de sus piezas.
BOSQUES se titula la muestra y, efectivamente, una importante variedad de bosques diferentes nos recibe, consiguiendo atrapar no solo nuestra mirada. Como el bosque real que logra transportarnos a mundos diferentes según nos enfrentemos a él en una clara mañana de verano o con la luz difusa de un día nebuloso, incluso si en él nos sorprenden las sombras de la noche, así nos atrapan las distintas interpretaciones del mismo realizadas por Juan Rafael que, sin duda, llevan su marca, aunque ahora el motivo escogido para trabajar sea bien distinto a los anteriores.
Sin entrar en la técnica utilizada, perfectamente contada en el artículo de Eloísa Otero para Tam Tam Press, he de decir que los nuevos lienzos que Rafa nos muestra ahora en Ármaga, producen  (así me sucede a mí, al menos) la necesidad de disfrutarlos despacio, de situarse con calma frente a ellos y observar cada uno de sus detalles, intentando descubrir la vida que se esconde tras sus pinceladas. Porque  esa es la sensación que producen, la de vidas que se esconden tras los troncos y el follaje. En esta colección está representada toda la gama cromática que un bosque puede ofrecernos, de las primeras luces del día hasta la noche. Y también la que se produce con el paso de las estaciones, y la sentida en nuestra alma en función de nuestros propios estados de ánimo. Pudiera decirse que en cada uno de esos bosques se narra una historia y en algunos de ellos parecen incluso intuirse las almas inquietas que los pueblan.
Dice Juan Rafael de sus “Bosques” que no existe en ellos más figuración que la figuración de una serie de mentiras  que acaban componiendo una abstracción, abstracción que, sin embargo, el espectador sí llega a  presentir como una realidad palpable, un juego de colores y texturas que nos lleva a pensar y sentir como en esos bosques reales en que todo se confunde bajo las luces y las sombras creando atmósferas diferentes que nos impulsan  más allá de la realidad común.
Es, por tanto, esta muestra de Juan Rafael una muestra para sentir, para dejarse llevar, para dejarse impresionar y disfrutar con ella de todo lo que puede despertarte.  “Poesía”  tras los pinceles, pudiera decirse.

En Galería Ármaga, hasta el 7 de octubre. 

viernes, 16 de septiembre de 2016

La revista Charín de LIJ dedica su número 8 al IV centenario de la muerte de Cervantes, e incluye mi poema "La historia de don Quijote" en su sección de poesía.

Hace unos días asistí en La Bañeza a la presentación de un nuevo número de la revista de Literatura Infantil y Juvenil, Charín. Un empeño de la Fundación Conrado Blanco que lleva el sello inequívoco de su coordinadora Mª del Camino Ochoa, una maestra y escritora, volcada fundamentalmente en el mundo de la poesía infantil en quien Conrado confió desde el comienzo para llevar a cabo un interesante proyecto de difusión literaria entre los más pequeños centrado sobre todo en el mundo lírico pero que se abre también a otros aspectos artísticos, como bien podemos ver en este número 8 de la revista. 
El proyecto "Charín", que Conrado Blanco ideó en homenaje a su mujer Charo González, consta fundamentalmente de dos publicaciones anuales que, desde la fundación y de manera gratuita, llegan a la población en general. a los centros escolares, a las bibliotecas, ..., en un intento de acercar la literatura a los más pequeños de la casa y de proporcionar a quienes trabajan con ellos herramientas para que este acercamiento pueda hacerse con un mayor disfrute por cada parte.Una de ellas es esta revista que en esta ocasión nos ofrece entrevistas, narrativa, teatro, poesía , libros, cine y actividades  desde una misma perspectiva temática, la del IV centenario de la muerte de Cervantes. La otra es la antología anual que este año salió bajo el sugestivo nombre de "Corazón de Plata". 
Ambas publicaciones son enriquecidas por las entrañables ilustraciones del  dibujante Fernando Noriega, cuyo personal estilo ha contribuido sin duda a darle a estas ediciones el sello propio que ahora mismo las identifica entre todas aquellas personas que la siguen, ya sea población infantil, escritores y/o profesionales de la educación y la lectura. 
La multitudinaria presentación del pasado día 9 en La Bañeza, amenizada por las interpretaciones musicales de jóvenes solistas del chelo y la guitarra de la localidad, y la actuación de miembros del Grupo de teatro Cimbalaria, perteneciente al CEIP San José de Calasanz, uno de los dos centros públicos de la ciudad, pusieron una vez más de manifiesto la buena salud de que gozan esta publicaciones destinadas a la población infantil y detrás de las cuales se encuentran tantos profesionales, bajo la siempre experta y dedicada dirección de Camino Ochoa.

Como escritora y como profesional tanto tiempo dedicada al trabajo en animación lectora con este tipo de
población no puedo desaprovechar la ocasión para darles una vez más la enhorabuena por su trabajo, y desearles una larga vida en esta árdua tarea de la promoción de la LIJ entre niños y niñas, sus familias y cuántos con ellos trabajamos. Y , por supuesto, agradecerles la confianza depositada en mí ya por tercera vez, para incluir entre sus textos una de mis creaciones. 
En este caso se trata de un romance que bajo el título "La historia de don Quijote" he escrito especialmente para la ocasión y que, también una vez más, cuenta con la expresiva y fantástica ilustración de Fernando Noriega.

Y una recomendación. Si tenéis oportunidad, no perdáis la ocasión de conocer de primera mano estas publicaciones realizadas por la Fundación Conrado Blanco, dentro del proyecto "Charín". Es todo un lujo contar con algo así en nuestra provincia. 

MI POEMA 



martes, 13 de septiembre de 2016

Josefina de la Torre: la Mujer -Isla. Un artículo de Mercedes Gómez Blesa para "7 Islands Magazine".

A punto de comenzar en mi blog una nueva sección destinada a reflexionar sobre las que yo me he decidido a llamar ESCRITORAS IMPRESCINDIBLES y cuya presentación oficial haré en breve, me adelanto con esta nueva entrada al comienzo de la misma, compartiendo con el público lector un fabuloso artículo de la escritora y filósofa Mercedes Gómez Blesa, sobre la poeta Josefina de la Torre, una de las integrantes de la Generación del 27 y que tan magníficamente ha sabido recoger Tania Balló en su proyecto "Las sinsombrero", proyecto que hace apenas unos meses pudimos conocer de primera mano en Astorga, bajo el auspicio de "MUSAS, Asociación de mujeres de Astorga y comarca" y habilmente introducido y comentado por Mercedes Gómez Blesa, quien también ha formado parte de dicho proyecto. 

El artículo, bajo el título "Josefina de la Torre: la Mujer- Isla", ha sido escrito y publicado por Mercedes Gómez Blesa para una magnífica revista digital canaria que afronta los diversos puntos de vista del arte y el conocimiento. Aborda un interesante estudio de la polifacética artista Josefina de la Torre, una de las más representativas mujeres de la generación del 27, cuyo talento la hizo participar desde muy joven en diversas facetas artísticas. Englobada dentro del grupo denominado por Tania Balló como "Las sinsombrero", su figura vivió sin duda conforme a esa "rebeldía personal contra todo convencionalismo, una nueva actitud vital, juvenil y transgresora del orden burqués que implicaba la despedida de un estilo de vida y el saludo a uno nuevo, lleno de libertades y de inquietudes renovadoras. Las cabezas debían airear las ideas, dejarlas que corrieran libres, más allá de los viejos tópicos y encorsetamientos sociales" con que Ramón Gómez de la Serna definiría aquel movimiento del "sinsombrerismo".

El artículo es imprescindible para conocer más de una de los dos únicas poetas que Gerardo Diego incluiría en su Antología de la poesía española, de 1934, y que consagraría a la generación del 27. Poeta absolutamente precoz y muy reconocida por la crítica del momento, sería - sin embargo - posteriormente olvidada, muriendo en 2002 prácticamente en pleno anonimato. 

EL ARTÍCULO: 

Josefina de la torre: la Mujer-Isla. Artículo de Mercedes Gómez Blesa para la revista 7 Islans Magazine.

Mercedes Gómez Blesa, experta conocedora del pensamiento de la filósoga María Zambrano, es entre otros aspectos una investigadora que profundiza en la vida y obra de las mujeres que formaron parte de las destacadas generaciones literarias del pasado siglo y cuyas figuras fueron sistemáticamente silenciadas incluso por sus compañeros. 
En Astorga ha compartido sus conocimientos al respecto a través de propuestas periódicas, auspiciadas por las concejalías de Servicios Sociales primero y de Cultura, de Educación y de Igualdad, posteriormente, surgidas a partir de la presentación de su libro  "Modernas y vanguardistas", una propuesta que durante varios años fue avanzando en Astorga de su mano y la de la también escritora y filósofa Marifé Santiago Bolaños, prpuesta apoyada también por la Plataforma ciudadana por la Igualdad de Astorga

martes, 6 de septiembre de 2016

La exposición fotográfica "Minería: pasado y ¿futuro?, de Julio A. G. Moro, en León. Arropada por textos de una diversidad de autores de la provincia entre los que me encuentro.

Hace poco más de un año Veguellina de Órbigo acogía  una magnífica exposición fotográfica de Julio A. G. Moro, en torno al pasado de la minería. Fue a finales de mayo, y a partir de ahí continuaría periplo por varios puntos de la provincia. Las fotografías están hechas en  uno de los enclaves más conocidos de nuestra cuenca minera y nos dan una visión desoladora de nuestro pasado, a la vez que parecen empujarnos hacia un futuro en el que esos vestigios de la historia se conviertan en un elemento de futuro. 
Yo no conocía personalmente al autor aunque, a partir de una amiga común, tuve la suerte de que contara conmigo para ponerle palabras, concretamente una historia, a una de las fotografías que iban a participar en la muestra, pero finalmente me encantó hablar con él y conocer las inquietudes que por esta tierra le mueven. 
Confieso que la elección de la imagen no fue fácil pues, dentro de su dureza, todas cuentan ¡tantas cosas! Finalmente me decidí por una de ellas que me inspiró el relato que titulé "Pasado en ruinas". Es increíble la cantidad de sentimientos, de emociones, de creación que una buena imagen como las de Julio son capaces de inspirarnos. Tuve la suerte de compartir textos con algunos amigos y amigas como Manuela Bodas, Rafa Saravia, Manuel Cuenya o Antonio Merayo. En aquel momento había otros más que no conocía personalmente, aunque el círculo se ha ido haciendo cada vez más grande. 
Y aunque las fotografías de Julio A. G. Moro hablan por sí mismas y no necesitan de más afeites para provocarnos por dentro, reconozco que la aportación literaria  le proporcionó a la exposición de Julio una dimensión totalmente diferente. 
AHORA tenemos la suerte de poder disfrutarla en León, sin necesidad de salir de la ciudad, gracias a la iniciativa de Fran Kanya, así que no tenéis disculpa alguna para no acercaros. De momento os esperamos este jueves  día 8 en que se celebrará la inauguración oficial, a las 20'30 horas. Allí estará Julio A. G. Moro, el único responsable imprescindible de este proyecto, Fran Kanya que le ha abierto sus puertas para que podamos tenerla un poco más cerca y algunos/as de los/las autores/as que hemos colaborado y que leeremos allí nuestros textos. 
Mientras tanto os dejo un fragmento del mío para abrir boca. 

PASADO EN RUINAS.


Era apenas un niño cuando abandonó aquel complejo en el que su madre le trajo a la vida. Una vida dura que su padre se ganaba a golpe de pico de minero.

Antonio tenía un buen sueldo. No eran pues de los que peor estaban, ya que, además del jornal, la empresa le facilitaba una casa digna en la que vivir. Sin lujos, pero digna al fin y al cabo. Claro que nada podía compensar la dureza del trabajo que quizá era el culpable del rudo carácter del padre.

Lo recuerda sentado en aquel viejo sillón de orejas, derrumbado ante el mundo con su camisa negra y una actitud machista y bronca con su madre. A ella la recuerda con un aspecto servil, incapaz de levantar orgullosa la mirada frente a él ...

domingo, 4 de septiembre de 2016

"Tregua", el poemario de Javier Cartago, ilustrado por Juan Carlos Mestre, ya está en las librerías.

Leo, en estas primeras noches de septiembre en que no es nada habitual que el verano se resista tanto a irse, "Tregua", el tan esperado libro de poemas de Javier Cartago. 
Me enfrento a él sin pasar siquiera por el prólogo, con la pretensión de que nada contamine la lectura de tan codiciados versos, pues he sido testigo directo del largo proceso de edición en que el poeta se ha debatido, prolongándonos cada vez un poco más la espera, mientras buscaba lo más cierto de sí mismo, la palabra más precisa, los versos más sentidos. 
Y así, el libro que ahora nos llega invadido por el alma poética de Javier es una TREGUA en el proceso existencial y creativo de su propio "yo", un respiro en su continua búsqueda de la poesía que urga constantemente en su alma y en lo que a ella le rodea. 
Del "yo" a "los otros" y de "los otros" al "yo". De lo íntimo y lo social. Así me sumerjo en este espacio creador en el que el poeta detiene por un momento su pensamiento, para compartirlo con nosotros, como si, efectivamente, de una "tregua" en su constante búsqueda se tratara, para continuar sin duda en nuevos poemas, en otros textos que tal vez pronto vean la luz, o no, en sucesivas treguas  de la continua lucha en la que se debate, siempre en busca de sí mismo, siempre en busca de aquello que es capaz de mover el mundo para mejorarlo, completando la propia esencia del ser humano - entre lo individual y lo social - al igual que lo hacen con los versos de Javier Cartago las imágenes aportadas por la mano creadora de Juan Carlos Mestre. 
Curiosa la forma de enredar sus poemas en el libro, engarzándolos en tres partes señaladas por tres de los infinitivos más potentes en lo que a la esencia del ser humano se refiere: VIVIR, PENSAR, AMAR. Así, en mayúscula, dejándose preceder por las correspondientes "Tregua de vida", "Tregua de pensamiento", "Tregua de amor", manifestadas en versos que abren el camino de estas páginas con unas "Noticias de tregua" que, ya para comenzar, nos atrapan entre la vida, el pensamiento y el amor por los que iremos caminando poema a poema, de la mano del poeta, para descubrir en cada uno de ellos su profunda implicación con cada uno de esos aspectos de la vida. 
La poesía de Javier Cartago, en este libro que por fin nos regala, nos habla de búsquedas y de encuentros; de emociones, de sentimientos; de vidas y de reflexiones... De poesía, en fin, en estado puro.  Un libro sobre el que volver en momentos distintos, para sentir como nos invade el pensamiento, ese que nos hace preguntas buscando continuamente las respuestas. 
Y es que "Tregua", editado por LápizCero ediciones, es un regalo para los sentidos. El regalo de su autor, Javier Cartago, que solo muy de vez en cuando nos sorprende con algunos de sus versos en ese Café de versos que con tanto mimo nos deleita cada mañana en las redes, o en los diversos encuentros literarios, como el Ágora de la poesía de este León nuestro,  en los que también, y  de tanto en tanto,  participa.

Ahora solo nos queda esperar que muy pronto tengamos la oportunidad de disfrutar de su presentación oficil en esta tierra leonesa que él tanto ama y a la que acude siempre que puede a compartir inquietudes poéticas  y literarias. Habrá que estar atentos a que tal momento llegue.

Y mientras tanto, y para abrir boca, con permiso del autor, os dejo unos versos incompletos de uno de mis poemas preferidos de este libro,  Cristales de hielo. 

                                        La monotonía es blanca
                                        uniforme, 
                                        mansa, 
                                        la mirada se agota. 
                                        Todos los colores que trajo el otoño
                                        se borraron, 
                                        toda la luz se emborracha en blanco
                                        en todos los rincones el frío habita. 
                                        Mansamente, 
                                        muy silenciosos, 
                                        caen los copos.
                                        ...................

                                                        (Del poemario "Tregua", de Javier Cartago)

sábado, 3 de septiembre de 2016

"Habelas, hailas". Mi aportación personal a la antología "Historias para hacer historias", de "Cuento cuentos contigo". .

Entre crónica y crónica de "Días impares" justo es hacer referencia a esos otros pasitos literarios que van completando este año tan rico y a la vez enriquecedor, literariamente hablando. Así, en el mes de junio, concretamente el viernes 17,  llegó una publicación coral con la que se celebraba un año de intensa actividad narrativa, la de Cuento cuentos contigo, evento narrativo, dirigido por la mano de Flor Méndez Villagrá. 
En dicha publicación hasta una treintena de autores/as, dos de ellos muy especiales por ser incipientes narradores en edad infantil, compartimos relatos para celebrar un año de vida en constante crecimiento, tanto del encuentro en sí mismo como de su sección "Poniendo historias", a la que pertenecen algunos de los relatos seleccionados, aunque no sea mi caso.
Tal circunstancia se hizo realidad gracias a la colaboración de la editorial PiEdiciones, que materializó la antología en un interesante libro que esperemos sea el primero de otros muchos en los que la familia de "Cuentos cuentos contigo"  pueda poner de manifiesto sus inquietudes narrativas.
Pero, partiendo la idea de la cabecita imparable de nuestra querida Flor, el libro no podía quedarse en una antología más. Y siguiendo la estela que va imprimiendo a cada uno de los encuentros que se celebran (ahora en el café Varsovia), todos los segundos viernes de mes, el libro tenía que contar también su propia historia. Y así  se le ocurrió la idea de convertirlo en un libro solidario que contribuya a crear historias nuevas, la de los jóvenes en riesgo de exclusión social que forman parte del proyecto ESPACIO MESTIZO, algunos de los cuales ya nos han acompañado con sus historias narradas en forma de RAP en los encuentros de viernes. Un proyecto que busca que estos jóvenes tengan una puerta abierta a su integración en los diversos ámbitos sociales a través de diferentes actividades y expresiones artísticas.
Este libro es, también, una pequeña aportación económica para que este proyecto siga adelante con su objetivo.

Para mí ha sido una satisfacción tener la suerte de  formar parte de esta antología narrativa. Y para celebrarlo os dejo un fragmento de mi relato, que comparte publicación con otros,29 autores y autoras más. Si queréis leerlo al completo y conocer los del resto de compañeros/as en esta aventura, tendréis que haceros con el libro. ¿Qué dónde? En el facebook de "Cuento cuentos contigo" tenéis toda la información de primera mano.

Fragmentos de "HABELAS, HAILAS", de Mercedes G. Rojo

 "... la noche se poblaba también de sombras misteriosas entrelazadas con los desnudos árboles que - ya sin hojas - parecían descarnados esqueletos apenas iluminados por una pálida luz de luna o el lejano reflejo de las estrellas. Sus ojos, los de Juan Antonio - digo-, estaban acostumbrados a moverse en la oscuridad, como los de un gato..."
 
"...allí se la encontró, su figura iluminada por la luz temblorosa del candil, trazando cruces en puertas y ventanas, atando flecos rojos a las cabezas del ganado y enterrando por doquier dientes de ajo. Maruxuiña era gallega y, aunque llevaba ya muchos años en casa de la abuela, seguía con sus creencias en torno a meigas y conxuros que formaban parte de ella tanto como el recuerdo de su tierra..."

viernes, 2 de septiembre de 2016

"Entre cielo y tierra", el relato realizado para la "Mujer triángulo" de Charo Acera, publicado en Astorga Redacción este verano. Y otros trabajos literarios en distintos medios.

Ilustración de N. Cadierno para el relato
Este relato de mi autoría  ha sido la quinta entrega de la sección literaria que el diario digital Astorga Redacción  ha pensado para los fines de semana veraniegos bajo el genérico título de "Relatos de  la fresquera". Los responsables de la sección lo definieron como "una historia de superación de una mujer por Mercedes G. Rojo". Es una forma de interpretar la historia. Y es que, como vengo diciendo a menudo en los encuentros mantenidos en torno a "Días impares" muchas veces las historias encuentran más significados que aquel con que inicialmente ha sido escrito. Y esto suele suceder cuando quien lo lee hace suya la historia.  
La escultura de Charo Acera
Aunque voy a confesaros algo. el día que Charo Acera, encargada de leer las historias sobre su escultura que llegaban a sus manos, se enfrentó a la mía rápidamente adivinó quien estaba detrás de su autoría a pesar
del anonimato con que le llegaban. Y puedo asegurar que fue cierto porque me lo confesó antes de hacer pública su elección. ¿Qué por qué lo supo? Habrá que preguntárselo a ella misma.
Para esta ocasión desde Astorga Redacción se ha pensado en la artista astorgana Nuria Cadierno para ilustrar, con esa visión tan personal que ella tiene, todos los relatos de esta sección, también el mío. Gracias Nuria. 
Y por supuesto a Bruno Marcos y Eloy Rubio que han estado detrás de la selección de escritores y escritoras que hemos participado en esta sección. 
Y ahora os dejo aquí el enlace para quienes no lo habéis leído aún, por si os apetece hacerlo.   



POR OTRO LADO, estos últimos meses han sido muy prolijos en creación literaria para mí y, aparte del recorrido con " Días Impares" y esos escarceos que ya he ido comentando, varios de mis microrrelatos y algunos poemas están viendo la luz en diferentes publicaciones antológicas que ya están en el mercado. Aquí os dejo nuevos textos (en esta ocasión va de poesía) que aparecen en sendas publicaciones nuevas,  por si os apetece leerlos. 
 
PRESENCIA LUNAR


Sentiré tu presencia en el silencio del ocaso

que acaricia las agujas de los pinos,

cuando el último rayo del sol tiembla sobre el agua,

cuando el último canto de los pájaros

se pierde en el silencio de la noche,

cuando tiemblan las estrellas

entre los brazos quejumbrosos de la luna.

Sentiré tu presencia en cada hora, a cada paso...

Cuando el sol me acaricie o me contemple la luna…

… sentiré tu presencia.



CUANDO LAS HORAS DUERMEN


Cuando las horas duermen, te busco anhelante.

Cuando el viento gime llorando en el silencio

y tiembla lejana la estrella de la noche.

Cuando las horas duermen...

te busco anhelante en medio del miedo,
entre los sueños...

Cuando las horas duermen invadidas por la luna,

quietas y mudas en su sopor lejano...

Cuando las horas duermen...